Publicado: 25 de Junio de 2018 a las 09:59

En verano los problemas circulatorios se agravan, se retienen más líquidos y el calor no ayuda. Hay gente, que en invierno está perfectamente y cuando llega el verano empieza con inflamación de tobillos, piernas pesadas e incluso dolor. A parte del calor, los problemas circulatorios y el estrés agravan los síntomas. Las piernas se hinchan, el tratamiento fisioterápico es fundamental.
La fisioterapia es un gran aliado en este tipo de problemas. Ayudan mucho los masajes de tipo circulatorio y algunas recomendaciones, o remedios caseros, que os resumimos a continuación.

- Ejercicios de tobillos con los pies elevados
- Nadar en el mar
- Hacer bicicleta, andar de puntillas
- Duchas frías...