Publicado: 14 de Julio de 2017 a las 15:33

La incidendia de la fibromialgia es mayor en mujeres que en hombres. En la fibromialgia la fisioterapia juega un papel importante y en Centro Delos lo sabemos, tenemos entre nuestros pacientes muchos casos de esta enfermedad.

Hemos comprobado que en fases de brote de la fibromialgia el tratamiento fisioterápico en Alcorcón ayuda al paciente a mejorar, tener menos dolores y encontrarse mejor, también es importante darse masajes de vez en cuando y tener un mantenimiento para que los brotes no sean tan fuertes y frecuentes.

¿ qué es la fibromialgia ?
Es una enfermedad reumatológica, crónica, generalizada que cursa con dolor de músculos y articulaciones y también con cansancio, las personas con fibromialgia tienen dolor y sensibilidad en todo el cuerpo.

Síntomas:
Dolor muscular generalizado
Fatiga o cansancio
Dificultad para dormir
Rigidez por la mañana
Dolor de cabeza
Hormigueo y adormecimiento en manos y pies
Falta de memoria o dificultad para concentrarse
Ansiedad y depresión

Tratamiento:
El tratamiento no es curativo, pero podemos mejorar los síntomas del paciente y así su calidad de vida.
Debemos abordar la enfermedad desde varios puntos de vista: fármacos, deporte, tratamiento psicológico y como hemos dicho al principio del artículo, la fisioterapia.
En el caso de los pacientes que tiene fibromialgia recomendamos el uso de bonos  para tener un tratamiento continuado.

Otros consejos:

No existe un tratamiento curativo para la fibromialgia, pero si muchas cosas que podemos hacer para aliviar los síntomas:

- baños y duchas calientes, lámparas de calor, mantas y almohadillas eléctricas, aplicadas en las zonas de dolor ayudaran adisminuir los síntomas.

- Masajes e hidromasajes suaves, aplicados siempre por un fisioterapeuta,así como la balneoterapia

. Mantener un buen ritmo de sueño y descanso

- Caminar y hacer ejercicio moderado

. Tomar infusiones calientes antes de acostarte, cena ligero y evita las bebidas excitantes y el alcohol

- Reduce el estrés y realiza ejercicios de respiración y de relajación

- Para mejorar el tono muscular haz ejercicios aeróbicos poco intensos, como la natación, ejercicios en el agua o bicicleta estática

- Evita la sobreactividad y el sobrepeso

- Mantén una dieta equilibrada